BOS CONSULTING ANALIZA LA SITUACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE CONTRATACIÓN DEL CIBER

BOS CONSULTING ANALIZA LA SITUACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE CONTRATACIÓN DEL CIBER

Bos Consulting analiza la situación de los expedientes de contratación del CIBER

Bos Consulting, continúa realizando su labor de apoyo en la gestión de toda la documentación relativa al ámbito de la contratación pública para diferentes organismos como pueden ser la Fundación CIEN, Ciberned, la Fundación ONCE o la Comunidad de Madrid.

Dentro de esta labor de apoyo en las últimas semanas se ha realizado una labor de análisis de los expedientes del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER).

El principal objetivo de esta operación es proporcionar soporte a esa entidad en la gestión en los expedientes que se encuentran aún abiertos para tramitar las posibles prórrogas, renovaciones o rescisión de los contratos y, sobre todo y en definitiva, facilitar el control del CIBER sobre sus compras y el momento del procedimiento en que se encuentra cada una de ellas.

Por otra parte, desde Bos Consulting continuamos prestando nuestros servicios al CIBER en lo que a la gestión de compras de este organismo se refiere, y, por ello, recientemente ha recibido un nuevo encargo de la gestión de cuatro nuevos expedientes de compra cuyos suministros o servicios estarán destinados a cubrir las diferentes necesidades que el organismo demande.

El papel de Bos Consulting en estas compras es la realización del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares de los mismos, revisando si el Pliego de Prescripciones Técnicas se encuentra realizado de manera correcta o si por ejemplo hay algún aspecto que falte por cumplimentar por parte de los investigadores y trabajando con ellos de manera individualizada con el objetivo se pueda realizar con la mayor eficacia y rapidez posible, siendo esta entre otras, una de las razones por las que Bos Consulting es líder en contratación pública.

BOS CONSULTING CREA LA PRIMERA PLATAFORMA DE DIAGNOSTICO AL COMERCIO MINORISTA

BOS CONSULTING, ha creado la primera plataforma de diagnostico al comercio.

Esta plataforma virtual está basada en wordpress y permite, entre otros, el diagnóstico de hasta 23 áreas comprendidas en siete bloques temáticos, permitiendo generar un informe personalizado a través de un diagnóstico global en aspectos offline tales como el escaparate, la disposición interior del producto, el sistema de gestión, las herramientas de promoción, captación o publicidad utilizadas hasta otras on line como el uso de RRSS, comercio digital o técnicas de venta y captación a través de la web. Este diagnóstico es la base para la posterior realización de un informe de activación comercial para cada comercio.

Dicha plataforma, está desarrollada a medida sobre un gestor de contenidos estándar, de distribución libre.

Desarrollada a medida sobre un software de distribución libre presenta los siguientes beneficios.

  • Se desarrolla más rápidamente de lo que requeriría plantear el proyecto desde cero.
  • Esta característica fue especialmente útil disponiendo de un calendario ajustado, como el que impusieron las restricciones debidas al Covid-19
  • Lo desarrollado es fácilmente integrable con el desarrollo de terceros. Esto permite, desde implementar medidas de seguridad que no están al alcance de plataformas de desarrollo propietario, hasta extender la plataforma en un futuro.
  • Acceder a documentación y tutoriales desarrollados por terceros, para facilitar la introducción de contenido a los consultores. Por ejemplo: https://www.surfingsocialmedia.com/como-subir-imagenes-a-wordpress/
  • Habría sido sencillo acceder a especialistas que pudieran continuar el proyecto en caso de que los encargados de desarrollarlo no pudieran hacerlo. Este punto imposible de garantizar en una plataforma de “formato propietario” es primordial en una época en la que los equipos de trabajo están supeditados a restricciones legales, sanitarias o de salud.

La plataforma consiste en un entorno interactivo que guía a los consultores en todo el proceso desde el Diagnóstico del establecimiento hasta la redacción de medidas correctoras para el Plan de Activación Comercial del mismo.

Permite trabajar al equipo de consultores, con unos modelos de toma de datos cuantitativos e información cualitativa pre-establecidos, a la vez que garantiza la máxima flexibilidad y adecuación a cada comercio.

A través de la plataforma se obtienen tablas y gráficos que se nutren directamente de los datos introducidos por los consultores, que permiten enseñar la información obtenida de forma visual.

 

Artículo: “LA ASIMETRIA DE LOS PODERES ADJUDICADORES EN EL CÁLCULO DE LOS COSTES INDIRECTOS Y DEL BENEFICIO INDUSTRIAL”

LA ASIMETRIA DE LOS PODERES ADJUDICADORES EN EL CÁLCULO DE LOS COSTES INDIRECTOS Y DEL BENEFICIO INDUSTRIAL

En mi anterior artículo, La justificación del valor estimado como base para conseguir el equilibrio calidad/precio, escribía sobre la enorme responsabilidad que supone en la adquisición de una compra pública, la trascendencia de conocer el valor de los bienes, obras, productos o servicios que cada poder adjudicador pretende contratar.

Partamos de lo establecido en el artículo 101.2; En el cálculo del valor estimado deberán tenerse en cuenta, como mínimo, además de los costes derivados de la aplicación de las normativas laborales vigentes, otros costes que se deriven de la ejecución material de los servicios, los gastos generales de estructura y el beneficio industrial

La tarea de determinar adecuadamente el precio de lo que pretendemos adquirir supone una tarea en dos direcciones:

  • por un lado averiguar el precio de mercado en base a los estándares técnicos previamente definidos
  • por otro comprobar que en dicha adquisición se integran todos los elementos de costes posibles, tanto directos como indirectos, así como el beneficio industrial.

En lo que a la primera cuestión se refiere, mi anterior artículo hace un análisis profundo al respecto.

Respecto a la segunda cuestión, debemos definir los recursos destinados a la adquisición en cuestión para así poder prever sus costes.

Así, parece que una aproximación al mercado nos debe dar respuesta para la cuantificación de los costes directos inherentes al objeto del contrato. Estos deben ser necesarios para el objeto del contrato y estar afectados al mismo. Un estudio a conciencia de los costes directos que se integran en el objeto del contrato nos permitirá definir con precisión su cuantía: costes de materiales, mano de obra, costes de los suministros que pretendemos adquirir, el coste del personal a contratar en cada servicio (previendo tanto el salario bruto como las cotizaciones a la seguridad social de los trabajadores, etc.).

Parece que, conociendo los recursos directos que vamos a afectar a la compra nos será más o menos sencillo estimar los costes directos que conllevan.

Sin embargo, aquí no se termina la tarea de determinación del precio, dado que hay que prever otros costes como son los costes indirectos y el beneficio industrial.

Solo en los proyectos de obra hay un cálculo para la determinación de estos costes, el cual encuentra su base en el artículo 131 del RGLCAP. Para las obras se calcula un porcentaje del 13-17% para los costes indirectos y un 6% para el beneficio industrial.

Evidentemente, aunque no todas las empresas que licitan contratos de obra tienen los mismos costes indirectos, todas saben que en todas las licitaciones que lean (en todos los pliegos que analicen) encontrarán que se ha hecho un cálculo del 13-17% sobre los gastos directos para determinar los costes indirectos y un 6% para el beneficio industrial.

Desde este punto de partida el licitador pasará a ajustar sus costes directos y a ver si sus gastos generales pueden ser menores a los previstos en la licitación o incluso si le interesa conformarse con un porcentaje de beneficio menor con tal de resultar adjudicatario. Con base a ese punto de partida seleccionan licitaciones de distintos territorios, algunas similares, pero siempre con estos porcentajes de costes indirectos y beneficio industrial. Posteriormente las analizan, ven su viabilidad y, posteriormente, preparan las ofertas.

Esto sin embargo no ocurre en los contratos de suministros y servicios. En las licitaciones de estos tipos de contratos nos encontramos con una gran heterogeneidad de situaciones: casos en los que, para un mismo servicio, un poder adjudicador plantea unos costes indirectos del 10% y otro poder adjudicador del 2% ( o de 0) o un beneficio industrial del 4% y otros, para el mismo servicio, del 10% (o de 0).

Desde el punto de vista de un licitador no se entiende como un poder adjudicador (PA) calcula sus costes indirectos y su beneficio industrial en, por ejemplo, un contrato de limpieza de unas oficinas de 100 metros, de modo distinto a como lo hace otro PA de unas oficinas de las mismas dimensiones.

Ante este planteamiento podríamos decir: traslademos, por analogía, el cálculo que se hace para los proyectos de obra.

Pues bien, esto no es posible. Varias resoluciones no lo permiten: La Junta Superior de Contratación administrativa de la Generalitat Valenciana, en su Informe 12/2014, concluye que el artículo 131 del RGLCSP en cuanto a los porcentajes que allí se fijan, no es exigible fuera del ámbito de la elaboración de proyectos de obra.

A su vez, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, en su Resolución 683/2016, considera dicho precepto como orientativo para el resto de contratos.

Sin entrar en que lo ideal sería trasladar la estimación de este tipo de costes establecida por el artículo 131 RGLCSP, no cabe duda de que, una cuestión es que no se pueda trasladar lo establecido para el proyecto de obras, y otra que esta asimetría en el cálculo de este tipo de costes por parte de los poderes adjudicadores sea razonable.

En mi opinión no lo es por dos razones:

 

  1. Por la reticencia y desconfianza que genera en el licitador.Esto es así porque, con este cálculo heterogéneo en la determinación de los costes indirectos y el beneficio industrial para los contratos de servicios y suministros, el licitador no sabe a lo que atenerse cuando se encuentra licitaciones en las que si se prevén estos costes y otras en las que no (o son mínimos). En este segundo caso se genera una desconfianza y reticencia a concurrir porque, si los cálculos de costes directos son de mercado, licitar sin previsión de indirectos y beneficio industrial supondría una pérdida para el adjudicatario.
  2. Porque esta asimetría no contribuye a cumplir los verdaderos objetivos de la Ley.Efectivamente, esta asimetría no permite cumplir con los principios de eficiencia en el gasto público y el respeto a los principios de igualdad de trato o proporcionalidad. Esto es así porque, para el caso de que se licite un mismo servicio por dos poderes adjudicadores con un idéntico cálculo de costes directos (así debe ser), aquella licitación que tenga un cálculo de costes indirectos y beneficio industrial superior a la otra, supondrá, para un adjudicatario un mayor enriquecimiento frente a otro. Esto, en un mismo servicio contratado por el sector público, supone un trato desigual y desproporcional.

 

Este artículo fue publicado en el Observatorio de contratación Pública el pasado 25 de mayo de 2020

Juan Lucena Valencia

Abogado, especializado en contratación pública

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada

MBA por el Instituto de Empresa.

Autor de los artículos

Desaparecen realmente las instrucciones de contratación para los PANAP? Publicado en el observatorio de Contratación Pública y la Revista El Consultor

¿Cuándo realizar las consultas preliminares al Mercado? Publicado en el observatorio de Contratación Pública y la revista Contratación Administrativa Práctica 

La asimetria de los poderes adjudicadores en el cálculo de los costes indirectos y del beneficio industrial, Publicado en el Observatorio de Contratación Pública

La justificación del valor estimado como base para conseguir el equilibrio calidad/precio, publicado en la revista Contratación Administrativa Práctica

BOS CONSULTING OBTIENE PARA DLR UN CONTRATO DE 1.6 MILLONES DE EUROS

ADJUDICACION CONTRATO DE LIMPIEZA EN LA SEDE DEL ORGANISMO AUTONOMO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Bos Consulting ha preparado la licitación para GRUPO DLR FACILITY SERVICES que le ha sido adjudicada por un valor estimado de 1.688.153,68 Euros. Ver aquí la publicación de la adjudicación.

Tras un arduo trabajo de selección, valoración y finalmente preparación de la oferta, BOS CONSULTING  ha conseguido esta importante licitación para nuestro cliente.

Apenas un mes desde que empezó nuestra colaboración, el pasado 14 de octubre presentamos la propuesta para licitar el Servicio de limpieza de las instalaciones del edificio sede del Organismo Autónomo Informática del Ayuntamiento de Madrid.

Tras el preceptivo tiempo transcurrido para valoración de ofertas, adjudicación provisional y requerimiento en el envío de documentación complementaria, el pasado 10 de diciembre se publicó la adjudicación en la Plataforma de Contratación del Estado, procediendo a firmar el contrato el pasado 29 de enero tal como se puede consultar aquí.

Felicitamos a nuestro cliente a quien esperamos ayudar a obtener más contratos como este y seguir siendo su departamento de desarrollo para el sector público.

 

Artículo: “LA JUSTIFICACIÓN DEL VALOR ESTIMADO COMO BASE PARA CONSEGUIR EL EQUILIBRIO CALIDAD/PRECIO”

LA JUSTIFICACIÓN DEL VALOR ESTIMADO COMO BASE PARA CONSEGUIR EL EQUILIBRIO CALIDAD/PRECIO

LA LEY 9/17, DE 8 DE NOVIEMBRE, DE CONTRATOS DEL SECTOR PÚBLICO, establece en su artículo 116, apartado 4.d) que en el expediente de contratación ha de justificarse[…] El valor estimado del contrato con una indicación de todos los conceptos que lo integran, incluyendo siempre los costes laborales si existiesen”

A los efectos de la justificación exigida en dicho artículo, la práctica habitual por parte de cada poder adjudicador (PA), al inicio de la tramitación del expediente, es emitir un informe justificativo de los extremos exigidos de conformidad con el artículo 116.4.

La mayoría de los informes son prolijos en los diferentes apartados que comprende dicho apartado: la elección del procedimiento de licitación, la clasificación, los criterios de solvencia técnica o profesional, y económica y financiera, las condiciones especiales de ejecución del mismo, el informe de necesidad, el de insuficiencia de medios en los contratos de servicios y el de no dividir en lotes el objeto del contrato.

Este artículo prevé, además, justificar adecuadamente el valor estimado del contrato con una indicación de todos los conceptos que lo integran, incluyendo siempre los costes laborales si existiesen.

La ley requiere, pues, una correcta justificación; ¿qué debemos entender por justificar adecuadamente el precio del contrato? ¿Es una justificación de valor estimado del contrato correcta por el hecho de comprobar que en el mismo se incluyen todos los costes de las actuaciones previstas? Efectivamente, no vale simplemente con integrar todos los costes si no con asegurarnos de que todos ellos están expresados de acuerdo a valor de mercado.

La enorme responsabilidad que supone la gestión de una compra pública, ya sea una obra, un servicio o un suministro, determina la trascendencia de conocer el valor real de los bienes, obras, productos o servicios que cada poder adjudicador pretende contratar. El error de estimar el valor estimado del contrato tanto por encima de precio de mercado como por debajo de coste supone un efecto pernicioso para el contribuyente y, a medio o largo plazo, para el poder adjudicador.

Como gestores de lo público no podemos eludir nuestra responsabilidad dejando que, ante una incorrecta estimación del valor estimado, sea el mercado, a través de las ofertas económicas de los distintos licitadores quien determine el justo precio de las adquisiciones.

Pero, ¿qué actuaciones debemos llevar a cabo para determinar el valor estimado del contrato?

Vayamos por partes. En primer lugar debemos plantearnos cómo podemos conocer el valor justo de las obras, suministros o servicios que queremos contratar y que medios tenemos para lograrlo.

En segundo lugar, debemos comprobar si en este valor están integrados todos los elementos de coste, ya no sólo los laborales a los que hace especial referencia el legislador, sino también los costes indirectos y el beneficio industrial. A esta cuestión me referiré en un siguiente artículo.

En lo que a la primera cuestión mencionada, tenemos que analizar cómo podemos averiguar el precio de mercado de las obras, servicios o suministros que pretendemos adquirir. Para ello se ha venido recurriendo principalmente a dos vías:

  1. La información que da un proveedor con el que ya venimos trabajando con lo que el precio aproximado de lo que cuesta algo es de mercado porque “es de confianza”.
  2. Esto nos puede resultar ágil y cómodo, puede incluso resultar un punto de partida válido, pero no es adecuado por dos razones. En primer lugar no sabemos si el precio estimado facilitado es un precio de mercado porque es solo el facilitado por un proveedor, no es el mercado, no sabemos si el precio que nos dan es alto o bajo porque simplemente no conocemos otros precios para poder comparar. En segundo lugar, no es adecuado porque estamos dejando en un tercero una responsabilidad que es nuestra, en tanto que gestores de lo público
  3. Analizar lo que ha hecho el vecino, es decir, buscar el precio que otros poderes adjudicadores han determinado para adquisiciones similares.
  4. Este planteamiento no es adecuado a su vez por dos razones. En primer lugar, no sabemos si esas contrataciones que se vienen copiando unas de las otras vienen arrastrando errores estructurales tales como dimensionamiento de personal y formación requerida para tareas requeridas, gastos imprevistos que vienen surgiendo en la ejecución, imposibilidad real de alcanzar los objetivos planteados con los recursos previstos, etc. En segundo lugar no es adecuado porque nuestra responsabilidad en determinar el valor estimado la estamos obviando “copiando” de otra licitación eludiendo, por tanto, nuestra responsabilidad. No olvidemos que, según el TACRC, “corresponde al órgano de contratación cuidar que el presupuesto de licitación sea adecuado al de mercado”.
  5. Este planteamiento parece razonable, si otros han licitado por ese precio, ¿para que vamos a analizar nosotros los costes de una licitación si ya lo ha hecho otro que, además ya ha adjudicado el contrato?

¿Qué medios, pues tenemos para conocer el valor estimado de los contratos y así poder justificar adecuadamente todos los costes que lo integran?

¿Es suficiente fijarse en lo que han hecho otros o en lo que me dice esta o aquella empresa? ¿Debemos conformarnos con esta información?

Vayamos a nuestro quehacer privado cotidiano. Cuando, en nuestra economía doméstica queremos comprar, por ejemplo, una nevera, ¿que hacemos? ¿Nos basta con pedir un presupuesto a quien nos instaló el último electrodoméstico para saber que este es un precio de mercado? ¿Le preguntamos lo que le costó al vecino?

No, estudiamos como está el mercado: recurrimos a internet, estudiamos folletos en unos almacenes, estudiamos precios de catálogos, nos acercamos a alguna tienda y miramos características y precios y, en base a eso, decidimos que nevera comprar estando convencido que hemos hecho una buena adquisición en base al criterio calidad- precio.

Pues es esto lo que demos hacer; lejos de fijarnos en lo que han hecho otros o en lo que me dice esta o aquella empresa tenernos que recurrir al mercado para saber lo que cuestan las cosas. Hay ocasiones en las que está tarea resulta muy sencilla ya que adquirimos suministros y servicios del día a día cuyos aparecen en catálogos, en páginas web, en precios cuyo análisis está al alcance de cualquiera que se moleste en investigar un poco. Por tanto, la primera tarea es “buscar”, realizar un básico estudio de mercado para saber cuánto cuesta lo que pretendemos adquirir.

Para ello internet es una gran facilitadora de trabajo, si buscamos bien y dedicamos tiempo a una minuciosa tarea de búsqueda, obtendremos respuestas a precios de adquisiciones muy similares a las nuestras que nos darán información muy útil a la hora de determinar el precio de la licitación más allá de consultar con nuestro proveedor habitual o de ver por cuánto lo ha adquirido otro PA.

Hay otras ocasiones en lo que esto se torna mucho más difícil: necesitamos contratar un proyecto de obra, una obra, un servicio que no sabemos cuánto cuesta porque no lo hemos contratado nunca o un suministro de cuyo precio sólo sabemos lo que nos indica un proveedor.

En las contrataciones complejas podemos recurrir, como ya hablé en una anterior artículo, Cuando realizar las consultas preliminares al Mercado, al artículo 115 prevé l realización de estas consultas preliminares al mercado, previendo que los órganos de contratación puedan dirigir consultas a los operadores económicos que estuvieran activos en el mismo con la finalidad de preparar correctamente la licitación.

Tanto si la búsqueda es sencilla como si determinar el precio es una tarea más ardua, es nuestra obligación el determinar correcta y adecuadamente el precio de mercado de un contrato. Recalco esta idea porque, aunque a veces determinar un valor estimado de un contrato sea una tarea dura, nos debería quitar el sueño el hecho de no disponer de la suficiente información para determinar si lo que licitamos está siendo valorado a precio de mercado. Tampoco son los licitadores con sus ofertas los que determinan si el precio de las adquisiciones es de mercado. Si bien es cierto que algunas ofertas se realizan con la base de un detallado estudio de costes interno, no es menos cierto que hay multitud de licitadores que determinan el precio de cada oferta en función de cuál fue la baja que se hizo en la adquisición anterior o como han sido las bajas en adjudicaciones similares con un afán de contratar a cualquier precio por estar en una situación límite, como necesidad de incrementar su cifra de negocios o referencias para seguir licitando o como golpe de efecto a la competencia.

Como gestores de las adquisiciones públicas, cae en nuestros hombros la exigente, responsable y consecuente tarea de determinar el precio de licitación. Además, la segunda derivada sería que, una vez que sabemos perfectamente cuánto cuestan las cosas, no es entendible una baja considerada del precio de licitación. Una baja, por ejemplo, un 30% inferior al importe de licitación, supone que; o bien no hemos hecho bien nuestro trabajo (no es posible que alguien ofrezca algo por un 30% menos de lo que sabemos que cuesta con  los estándares fijados en el pliego técnico), o bien que ese licitador está ofertando por debajo de coste. Para ello se podrían orquestar algunas soluciones como el uso del umbral de saciedad o reducir el peso del precio a un pequeño porcentaje dentro del resto de criterios de valoración porque, si ya sé en la horquilla que me puedo mover para conseguir lo que pretendo adquirir, entonces puedo centrarme en evaluar si lo que proponen los licitadores tiene la suficiente calidad y ahí es como centro la efectividad de mi actuación como gestor: en conseguir la mejor relación calidad precio.

 

 

 

Juan Lucena Valencia

Abogado, especializado en contratación pública

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada

MBA por el Instituto de Empresa.

Autor de los artículos Desaparecen realmente las instrucciones de contratación para los PANAP? y Cuando realizar las consultas preliminares al Mercado, publicados ambos en el OBCP y la revista el consultor

 

 

FIRMA DE ACUERDO CON ASLAM NEW IT PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

ACUERDO CON ASLAM NEW IT PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

Bos Consulting ha firmado el pasado 27 de enero de noviembre un contrato con ASLAM NEW IT para el desarrollo de negocio con el sector público.

ASLAM NEW IT es una compañía de capital español, especializada en Consultoría Tecnológica y Servicios Gestionados.

Es una empresa que cuenta con más de 90 profesionales especializados en procesos, tratamiento de datos, consultoría tecnológica, procesos y automatizaciones

Bos Consulting pondrá su experiencia en el desarrollo de negocio realizar para el sector público para lo cual realizará selección un análisis diario de licitaciones, asistencia en la preparación de propuestas, asistencia jurídica para la preparación de las licitaciones, formulación de  recursos a los pliegos y otros actos de trámite, así como la prestación de asesoramiento jurídico durante la ejecución de los contratos en todas las cuestiones que se pueden plantear: contratos modificados, complementarios, actualización de precios, etc).

El objetivo es doble, por un lado posicionar adecuadamente a ASLAM NEW IT en el sector público y por otro aumentar su cifra de negocio a través de la obtención de nuevos contratos, llave fundamental para poder aspirar a un número más amplio así como más selecto de nuevas oportunidades de negocio.

 

 

 

FIRMA DE ACUERDO CON TRADE COMUNICACIONES PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

ACUERDO CON TRADE COMUNICACIONES PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

Bos Consulting ha firmado el pasado 5 de noviembre un acuerdo de prestación de servicios con TRADE Comunicaciones para el desarrollo de negocio con el sector público.

TRADE Comunicaciones es una empresa líder en el sector de las Telecomunicaciones.

Trabaja como mayorista de los principales fabricantes, especializada en la distribución y venta de microcascos, así como equipos de telefonía fija.

Bos Consulting pondrá su experiencia en el desarrollo de negocio realizar para el sector público para lo cual realizará selección un análisis diario de licitaciones, asistencia en la preparación de propuestas, asistencia jurídica para la preparación de las licitaciones, formulación de  recursos a los pliegos y otros actos de trámite, así como la prestación de asesoramiento jurídico durante la ejecución de los contratos en todas las cuestiones que se pueden plantear: contratos modificados, complementarios, actualización de precios, etc).

El objetivo es doble, por un lado posicionar adecuadamente a Trade Comunicaciones en el sector público y por otro aumentar su cifra de negocio a través de la obtención de nuevos contratos, llave fundamental para poder aspirar a un número más amplio así como más selecto de nuevas oportunidades de negocio.

 

 

 

ASESORAMIENTO EN CONTRATACION PUBLICA A CIBERNED

ASESORAMIENTO EN CONTRATACION PUBLICA A CIBERNED

Bos Consulting ha firmado el pasado 13 de octubre un contrato de asesoramiento en contratación pública con CIBERNED (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas) para la prestación de servicios de asistencia técnica en cualquier fase del expediente de contratación pública: informe de necesidad de contratar, redacción de pliegos de condiciones administrativas y/o técnicas, aclaración de procedimientos y documentos a presentar por parte de los licitadores, elaboración de cuantos documentos sean necesarios para el expediente, evaluación de las ofertas de criterios automáticos, o contestación a los distintos recursos que se puedan presentar, entre otros.

 

 

 

ASESORAMIENTO EN CONTRATACION PUBLICA AL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS (FUNDACION CIEN)

ASESORAMIENTO EN CONTRATACION PUBLICA AL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS (FUNDACION CIEN)

Bos Consulting ha firmado el pasado 7 de octubre un contrato de asesoramiento en contratación pública con el CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS (FUNDACION CIEN) para la prestación de servicios de asistencia técnica en cualquier fase del expediente de contratación pública: informe de necesidad de contratar, redacción de pliegos de condiciones administrativas y/o técnicas, aclaración de procedimientos y documentos a presentar por parte de los licitadores, elaboración de cuantos documentos sean necesarios para el expediente, evaluación de las ofertas de criterios automáticos, o contestación a los distintos recursos que se puedan presentar, entre otros.

 

 

 

FIRMA DE ACUERDO CON GRUPO DLR FACILITY SERVICES PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

ACUERDO CON GRUPO DLR FACILITY SERVICES PARA DESARROLLO DE NEGOCIO CON EL SECTOR PUBLICO

Bos Consulting ha firmado el pasado 4 de septiembre un acuerdo de prestación de servicios con el GRUPO DLR Facility Services para el desarrollo de negocio con el sector público.

DLR Facility Services es una empresa de servicios. Forma parte de GRUPO DLR, Integradora de Servicios. DRL Facility Service se decica a la externalización de servicios en las áreas de limpieza, jardinera y servicios auxiliares principalmente.

Los servicios a prestar por parte de Bos Consulting van desde la selección y análisis diario de licitaciones, asistencia en la preparación de propuestas, asistencia jurídica para la preparación de las licitaciones, formulación de  recursos a los pliegos y otros actos de trámite, así como la prestación de asesoramiento jurídico durante la ejecución de los contratos en todas las cuestiones que se pueden plantear: contratos modificados, complementarios, actualización de precios, etc).