LAS 7 CLAVES DE ÉXITO PARA EL COMERCIO MINORISTA

LAS 7 CLAVES DE ÉXITO PARA EL COMERCIO MINORISTA

Como se indica en el área de proyectos, BOS CONSULTING está llevando a cabo el programa Diagnóstico Global del Pequeño Comercio Minorista de la Comunidad de Madrid. En dicho programa, la consultora tiene la labor de analizar la situación competitiva de 440 comercios.

Durante los meses de duración del programa, BOS CONSULTING está realizando un exhaustivo trabajo con los comercios inscritos, conociendo cuales son las carencias y dificultades más frecuentes a las que se enfrentan.

En el diagnóstico se abalizan 7 áreas cuyo funcionamiento determina el éxito o fracaso de cada comercio. Las 7 claves de éxito son las siguientes;

  1. Diseño y técnicas de exposición del escaparate:

El escaparate es la primera impresión que reciben los clientes del comercio. Por ello, es recomendable revisar si se están aplicando técnicas específicas de escaparatismo, como técnicas de composición en línea, de composición temática, de cromatismo, de etiquetado y de iluminación.

  1. Técnicas de la exposición interior:

Para alcanzar la optimización del comercio, el interior debe estar impecable. Se deb tener en cuenta el empleo de técnicas efectivas de exposición interior e incorporar displays publicitarios.

  1. Diseño del espacio interior:

Un factor determinante en el diseño del interior del comercio es la localización del mostrador. Este siempre se debe ubicar en las zonas más frías de la superficie de ventas.

  1. Gestión del surtido:

Es clave tener un control completo acerca de la rotación de los productos y revisar tanto la distribución de productos estacionales y promocionales, como aquellos que conforman la compra “deseada” y la compre “necesaria”.

  1. Tecnología:

Es indispensable que los comercios dispongan de un sistema de información económica (por ejemplo, un TPV). También es muy útil la existencia de un cuadro de mando. De este modo, se obtiene toda la información de la actividad comercial, pudiendo detectar de manera sencilla todas las irregularidades.

  1. Comunicación en el punto de venta:

Es crucial que el comercio transmita una buena sensación a sus clientes, para ello se deben llevar a cabo técnicas de marketing sensorial donde podamos controlar la música ambiental, así como el aroma que desprenda el negocio.

  1. Publicidad y promoción del comercio:

Es el último y uno de los más importantes ya que no se trata solo de  realizar planes de publicidad y promoción, sino combinar los canales offline y online. Nos encontramos en la era digital, por lo que los comerciantes no deben olvidar que la presencia online es determinante para el éxito de su negocio para lo que es necesario optimizar e posicionamiento y hacer efectivo el comercio on line con el diseño de las herramientas adecuadas.

BOS CONSULTING ANALIZA LA SITUACIÓN DEL SECTOR DE ARTÍCULOS PARA EL EQUIPAMIENTO DEL HOGAR

Bos Consulting analiza la situación del sector de artículos para el equipamiento del hogar de la ciudad de Madrid 

El informe ha sido fruto de un trabajo de campo realizado para un total de 60 comercios pertenecientes a distintos distritos de Madrid.

Las principales debilidades detectadas son las siguientes:

  • Escaparatismo: En general, la cantidad de producto expuesto en los comercios de este sector suele ser excesiva, dando lugar a una imagen saturada que conlleva una pérdida de atención por parte del receptor. Del mismo modo no se presta especial atención a pequeños detalles en la exposición del producto, con el fin de seguir márgenes paralelos y en distintos niveles de exposición. Así mismo, la mayoría de los comercios  presentan los productos en el escaparate sin estar debidamente etiquetados ni atender a un soporte corporativo y de calidad
  • Interiorismo: En general, existe ausencia o muy escasa presencia de displays publicitarios. En el caso del sector de artículos de equipamiento para el hogar, es muy importante incorporar displays con imágenes que muestren el producto en movimiento, así como los puntos fuertes del mismo, creando una atmósfera que transmita la esencia de la marca y capte la atención del cliente.
  • Desarrollo tecnológico: Como regla general, hay una carencia generalizada de sistemas informáticos de gestión. Aún hay muchos comercios que desconocen las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías. Recurren, por tanto a procedimientos tradicionales con lo que no se trata de forma eficiente la información económica del negocio y no se pueden tomar decisiones de forma objetiva.
  • Fidelización del cliente: Como regla general, se observa una ausencia de programas de fidelización de clientes. Se aprecia que éstos se mantienen como clientes en la medida en que no encuentren una alternativa que les parezca mejor, no porque tengan incentivos a la permanencia.
  • Marketing sensorial: Por lo general el aroma y la música son dos aspectos que o no se utilizan o se dejan a un libre albedrío, careciendo por completo de sentido estratégico para potenciar la venta.
  • Presencia online: En la mayoría de los casos es necesario el planteamiento de una estrategia online, que aglutine todos los canales bajo una misma imagen y objetivos comunes, estrechamente ligados al plan offline del establecimiento. Muchos comercios del sector no tienen página web, otros la tienen abandonada; el uso de perfiles en redes sociales se está extendiendo, pero sigue siendo poco frecuente y con un nivel de actividad muy irregular, además de carecer de un estilo definido para la comunicación.